domingo, 30 de noviembre de 2014

Adiós Noviembre



¡Hola amigos!


Hoy vengo con una entrada con lo último de estas semanas para que, lo poco que tengo, no se quede desfasado. Comienzo con una foto de un buitre leonado posado en las ramas de un árbol seco. El sábado día 22 se juntaron casi 300 ejemplares en el muladar de Mecerreyes:


Buitre leonado


Ese mismo día, pude ver un elanio por la misma zona de las últimas veces.

El lunes día 24, una columna de buitres leonados giraba alta sobre el pueblo y, dentro de ella, una silueta inconfundible; el águila real:


Águila real


Por la tarde, recogí a este pequeño sapo común que ví a las afueras del pueblo cerca de unas hierbas mojadas, una foto con el móvil y vuelta al campo:


Sapo común


El martes día 25, un bando de 26 gaviotas sombrías luchaban contra el viento en dirección S.

El miércoles día 26, un solitario ganso o ánsar común, se dirigía a toda prisa también hacia el S.

Y hoy mismo, lunes día 1, me he encontrado muerta otra nutria en la carretera, esta vez cerca de Lerma. Una pena que los animales salvajes tengan que acabar así sus días:


Nutria


Nutria


Y para cerrar el tema fenológico por este año, decir que los aviones roqueros de Quintanilla, vistos por última vez el día 13, son por ahora los más tardíos en migrar a África desde que hay registros en la provincia.

Bueno, esto es todo por ahora, pondré la fecha de la entrada a día de ayer para encuadrar las citas.

El blog seguirá a ralentí también estos días si no ocurre nada excepcional.

¡Un saludo a todos y hasta la próxima!


6 comentarios :

  1. Bueno bueno, vamos sabiendo mas de la fauna de quintanilla. Una pena lo de la nutria, con lo bellas que son. Un abrazo fenómeno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jero,

      hacemos lo que podemos, cualquier novedad para la próxima entrada. Lo de la nutria es una pena sí, es una especie que le da una "estrella michelín" al río donde habita, y no es muy abundante por desgracia.

      Salu2!

      Eliminar
  2. Siempre un gustazo ver al águila real, contrastando con el mal trago de la pobre nutria.
    Yo espero que vayan apareciendo más cosillas por Quintanilla, como los milanos reales, buitres negros, mochuelos o ese elanio que tanto me pica la intuición ;)
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos,

      pues sí, es un momento mágico, aunque sea a 300 metros de altura... Poco a poco intentaré captar todo lo que vea.

      Salu2 Linse!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...