viernes, 24 de julio de 2015

Ojos abiertos, ojos cerrados




¡Hola amigos!



Esa es la diferencia de los protagonistas de la entrada. 

Esta mañana he podido verle los ojos al águila culebrera. Ya la había visto antes dos o tres veces pero volando altísimo. Esta vez planeaba bastante baja, cual paracaidas, cerca de la laguna de Canto Blanco. Impresiona verla de cerca, es más grande de lo que te esperas y su penetrante mirada se acentúa aún más con esos ojos tan amarillos:


Águila culebrera


Águila culebrera


En el muladar de Mecerreyes, pitanza. Allí había 1 buitre negro entre leonados y alimoches, y el día 15, había 4 monachus más.

Y la otra cara de la moneda es doblemente triste.

El pasado domingo día 19 por la mañana, ví este mamífero por primera vez y tuvo que ser de la peor manera posible; atropellado. (Esto ya me pasó con la gineta y con la nutria...) La noche anterior fue atropellada y me han dicho que vieron otro ejemplar junto a ella momentos después del atropello.

Bueno pues esta garduña yacía en la cuneta de Santillán, a 6 km de Quintanilla:


Garduña 


La noche siguiente, ví por el monte un tejón y un mochuelo, en una rutilla nocturna.


De momento esto es todo lo que tengo. Espero conseguir pronto más cosas.


¡Un saludo a todos y hasta la próxima!




martes, 14 de julio de 2015

Las oportunidades de la noche



¡Hola amigos!



Me ha costado, pero ya tengo algo de material para poder publicar por aquí. Es una entrada completamente nocturna, algo habitual en el blog durante los meses de verano.


Luna creciente (29/06/2015)


Los seres de la noche entran en acción cuando el astro rey se esconde tras la última montaña. En esta ocasión, me encuentro con un murciélago orejudo gris, cuya mayor característica salta a la vista desde un primer momento:


Murciélago orejudo gris


Murciélago orejudo gris


Los siguientes seres, se mueven rápida y sigilosamente con sus característicos andares. Se quedan inmóviles cuando detectan la presencia de un posible peligro y se convertirán en una bola de púas si se sienten atacados. Los erizos no pueden faltar en una entrada como esta:


Erizo


Pero sin duda, para mí, el sonido y la silueta por excelencia de las noches de verano pertenece a la dama blanca, la lechuza común. Su grito desgarrador estremece a quien no lo ha escuchado nunca, y alerta a quien lo conoce de que ese es su territorio:


Lechuza común


Hablando de sonidos en la noche, he de apuntar alguno más. Más rapaces nocturnas como autillos y cárabos se dejan oir en la calma de la oscuridad. También, algún ladrido de corzo en las proximidades del pueblo. 

Y por segundo año consecutivo, he vuelto a escuchar al chotacabras cuellirrojo. Esta vez, en la otra punta del pueblo, y desde mi propia casa un día. Lo escuché por primera vez el día 2 de Julio, y también el 3 y el 7.


Luna llena (02/07/2015)


La Luna conoce todo lo que se mueve bajo ella, y yo he podido documentar una pequeña parte de todo eso, porque hay muchísimo más.

Espero que os haya gustado este post. A ver si nos leemos pronto.


¡Un saludo a todos y hasta la próxima!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...