lunes, 16 de mayo de 2016

En el jardín de las calzadas





¡Hola amigos!




Durante una salida por el campo el primer día del mes, me encontré con un águila calzada que estaba reclamando y que volaba relativamente bajo, estaba muy activa, subiendo alto y alejándose y volviendo entre los árboles para posarse cerca.

Apenas había conseguido fotografiar nada hasta el momento así que decidí que iba a echar allí ya la tarde y me escondí. La calzada seguía a lo suyo entrando y saliendo de la arboleda:



Águila calzada


Águila calzada


En una de sus llegadas, vi con los prismáticos que traía algo en las garras, y el buche algo hinchado. Parece que había cazado un pequeño gazapo, del que había dado ya buena cuenta, pero las patas traseras las reservó y las transportó hasta la arboleda. En un formidable picado, descendió y se perdió entre los árboles:


Águila calzada


Águila calzada


Águila calzada


Esa vez renuncié a hacer alguna foto más y cambié la cámara por los prismáticos, para ver si daba con el punto exacto donde se posaba la calzada, y aunque ya me olía algo, lo confirmé:


Águilas calzadas


Efectivamente, los restos de la presa que había cazado los transportaba al nido, donde le esperaba su pareja. Me encontraba dentro de su territorio, dentro de su jardín, así que me marché sin que me vieran. Ojalá pudiera tener allí una cámara 24h grabando a esta familia y ver cómo evolucionan en este proceso de cría, es un espectáculo. Espero que tengan suerte y que puedan sacar adelante a sus polluelos.

En época de cría no me gusta pasar por los lugares donde sé que hay un nido de rapaz así que por esa zona no volveré hasta pasado un tiempo, hay que respetar el curso de la Naturaleza.


Bueno pues quería compartir con vosotros ese rato que permanecí oculto en su territorio y en el que pude fotografiar su comportamiento sin ser visto.



Espero que os haya gustado la entrada.


¡Un saludo a todos y hasta la próxima!



6 comentarios :

  1. Que preciosidades, una pasada poder ver a estos animales inmerso en su propio jardín. Gran entrada amigo sigue disfrutando de la naturaleza de una manera tan sana. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jero,

      un auténtico lujo poder disfrutar en vivo de los quehaceres de las calzadas, aunque sólo fue un ratito, fue muy intenso.

      Salu2 maestro!

      Eliminar
  2. Muy linda esa calzada, por aquí también la suelo ver. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Estas cosas son muy especiales para mí, ya sabes que por mi tierra las calzadas son abundantes y resultan habituales en mis salidas. Ya verás qué entretenidas son cuando sus pollos estén ya crecidos y volando en junio (bueno, eso en mi tierra, allí no sé si más tarde), en esos momentos se dejan ver volando bajísimo y es un gustazo ver a los jovenzuelos detrás de sus padres sin parar de piar para que les sigan alimentando.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos,

      están bien extendidas las calzadas por aquí también, aunque un poco más tardías. Veremos si tienen suerte y pueden sacar adelante a su prole.

      Salu2 Linse!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...