viernes, 6 de enero de 2017

Salida a las lagunas de Villafáfila




¡Hola amigos!



El miércoles día 4 estuve pasando el día en la Reserva Natural de las lagunas de Villafáfila (ZA) con mi hermano Darío. Era la primera vez que visitábamos este enclave y la verdad es que, a pesar de la sequía, hemos vuelto impresionados. Estuvimos un ratillo también con Alfonso Rodrigo, que nos explicó un poco cómo estaba el panorama por allí.

La jornada, al igual que nos pasó el día de la Nava, salió con niebla espesa, y no levantó hasta casi las 14:00 de la tarde, aunque por suerte, sobre la capa de niebla había un sol radiante.

Siguiendo el consejo de Alfonso, lo primero que visitamos fue el complejo de la Casa del Parque, (a 1,5km de Villafáfila), donde encuentras un centro de interpretación llamado "El Palomar". La entrada al complejo es de 2€ (totalmente recomendable para saber interpretar todo lo que este enclave nos ofrece) y, a parte del centro de interpretación, cuenta con unas cuantas lagunas artificiales donde se pueden observar, muy muy cerca, especies como el ánsar común, la focha común, el ánade azulón, el zampullín común o el ánade rabudo entre otras. Todos los observatorios tienen la apariencia del edificio más representativo de esta zona: el palomar. Lástima que durante nuestra estancia aquí, la niebla no había levantado aún...



Ánades azulones


Ánade rabudo


Observatorio


La dichosa niebla parecía jugar con nosotros pues, unas veces quería enseñarnos un poco más de campo y otras, nos cegaba casi los pies...


Ánsar común


Una de las cosas que más me llamó la atención fue la gran cantidad de cajas-nido que hay instaladas por toda la Reserva y alrededores, casi todas con inquilinos de diversa índole...


Busardo ratonero


Mochuelo europeo


Ya por la tarde, cuando la niebla se retiró, fue cuando pudimos observar la gran riqueza faunística que alberga este lugar. Por abajo, las avefrías pululaban por los alrededores mezcladas a veces con estorninos negros:


Avefría europea


Compartiendo espacio, encontramos un grupito de perdices que nos cruzaron por el camino pero sin demasiada alteración, a paso ligero eso sí:


Perdices rojas


Por encima de sus cabezas, no eran pocos los cernícalos vulgaresaguiluchos laguneros que prospectaban las lindes de los cultivos, con algún aguilucho pálido de por medio.

Y claro, encontrándonos en plena Tierra de Campos, no podían faltar las avutardas, con las que pasamos un buen rato aprovechando la recién "salida" del sol:


Avutardas


Avutardas


Avutarda



Avutarda



Avutardas

 El ocaso se acercaba así que teníamos que ir situándonos para contemplar la entrada de los gansos a las lagunas.

Antes de eso, hicimos una breve parada en observatorio de la laguna de San Pedro, antes de llegar a Villarrín de Campos. Es una charca pequeña pero muy concurrida. El espacio aéreo aquí estaba muy animado también pues varios bandos de gansos iban y venían sobre nosotros:


Ánades azulones en la "pista de baile"


Ánades azulones


Ánsares comunes


Ánsares comunes


Aquí, pudimos contemplar varios grupitos de ánsares alimentándose en los terrenos próximos a las lagunas:


Ánsares comunes


Ánsares comunes


 Y por último nos acercamos al pueblo abandonado de Otero de Sariegos. La iglesia, acoge un popurrí de estilos y reformas, pero poco les preocupa a los más críticos del pueblo pues los únicos habitantes que detectamos fueron 3 mochuelos y 2 lechuzas blancas:


Iglesia de Otero de Sariegos


Otra cosa a mencionar es el sonido que hacían los gansos cuando maniobraban para descender al agua, era audible desde bastante distancia, un espectáculo aéreo pero también musical:


Ánsares comunes

Desde el observatorio, teníamos la mejor vista de la laguna Salina Grande, donde pasan la noche la mayoría de gansos y aves acuáticas:


Observatorio


Villafáfila sobre la Salina Grande


Mochuelo europeo


Aguantamos en el observatorio hasta que oscureció, esperando presenciar la entrada de los gansos sobre el lienzo anaranjado del horizonte, pero se demoraron en exceso, entraron a las 19:00h.

La verdad es que es un lugar fantástico y pasamos un día inolvidable.



Como siempre, espero que os haya gustado la entrada.

¡Un saludo a todos y hasta la próxima!




10 comentarios :

  1. Que decir ante este éxtasis ornítico. Toda una suerte que aun nos queden sitios así en nuestra querida iberia. Las fotos geniales. Pero ahí una en especial que me ha encantado, y es la que esta antes de la iglesia de Otero. Esos gansos volando con ese palomar y con esas luces. La de las 3 avutardas en vuelo también es fantástica. Enhorabuena, una vivencia mas que se acumula en el alma y en las retinas. A seguir sumando. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jero,

      un sitio que da mucho de sí para campear, y para ser la primera visita nos vamos muy satisfechos. Me alegro de que te gusten las fotos, trato de mostrar lo mismo que vivimos nosotros. Un año de lluvias, con un día soleado aquí tiene que ser...

      Un abrazo maestro!

      Eliminar
  2. Madre mía, qué fotarracas las dos primeras de las avutardas. He visto y leído mucho sobre este enclave y me ha encantado verlo bajo tu punta de vista.
    ¡Saludos linceros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos,

      las avutardas aquí son muy numerosas y se consiguen ver bien. No está todo lo que vimos pero sí la mayoría, me faltó el sol por la mañana pero bueno, nos fuimos contentos.

      Salu2 Linse 4x4!

      Eliminar
  3. Que buen reportaje Isra, unas fotos buenísimas, que detallan a la perfección las especies mas emblemáticas del lugar, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toño,

      muchas gracias. Hay mucho más por allí, como los cernícalos vulgares que no logré pillar bien y eso que eran muy abundantes.

      Salu2!

      Eliminar
  4. Muy lindas, las avutardas me encantan. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Teresa,

      muchas gracias. Pasamos un buen rato con las avutardas.

      Salu2!

      Eliminar
  5. Visteis los nidos de cernicalos en el tejado de la iglesia de Otero , en verano es un espectáculo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ángel,

      sí, había un mochuelo solitario. Es un buen sitio para los cernis. Además no te molesta nadie allí, sólo otros pajareros.

      Salu2!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...