miércoles, 22 de mayo de 2013

Otro rescate


¡Hola amigos!

Os presento al protagonista de esta nueva entrada, el pequeño cĂĄrabo comĂșn:

CĂĄrabo comĂșn (macho - crĂ­a)

La historia de este cĂĄrabo es nueva para mĂ­ pero al parecer viene de lejos, pues sus padres llevan ya algĂșn tiempo criando en una casa del pueblo. El hueco que utilizan como nido se ha visto reducido por una reforma de la dueña de la casa y, cuando los pollos se hacen grandes, no hay espacio para todos y alguno cae al suelo, en este caso el mĂĄs pequeño. 

AquĂ­ os muestro el hueco familiar y al otro pollo, posiblemente se trate de una hembra, pues es mucho mĂĄs grande que nuestro protagonista:

CĂĄrabo comĂșn (hembra - crĂ­a)

Después de hablar con la dueña insistentemente, no hubo manera de que nos dejara devolverlo a su hueco por las "molestias" que la causan y tuvimos que cuidar de él durante 4 días, pues coincidió con el fin de semana y los del CRAS no atendían a las llamadas (a parte de que pensaba que habían recortado este servicio).

Durante estos dĂ­as no comiĂł casi nada, tenĂ­a miedo pues hacĂ­a chasquidos con el pico, pero se dejaba coger sin ningĂșn problema. De vez en cuando comĂ­a algĂșn trocito de carne cruda, pero mucho menos de lo que seguramente estaba comiendo en su nido.

CĂĄrabo comĂșn (macho - crĂ­a)


 Finalmente, mi llamada fue atendida ayer al medio dĂ­a y un par de horas mĂĄs tarde, quedĂł en buenas manos rumbo al centro de recuperaciĂłn de aves. Estuve hablando con el agente para que intentaran devolverlo si fuera posible donde lo encontramos. 




Me tomaron los datos y le pregunté si me avisarían el día de la suelta, pero no lo sabía y no tengo consciencia de que lo hayan hecho alguna vez, algo que no estaría nada mal y que creo que no cuesta nada.

En fin, esperemos que este verano esté ya cazando por tierras bautas y podamos escucharle en esas clurosas noches estivales.

Un saludo a todos y hasta la prĂłxima.

sĂĄbado, 18 de mayo de 2013

Historial del buitre leonado 978


¡Hola amigos!

He vuelto a recibir noticias de la Estación Biológica de Doñana (EBD) y me han validado una observación que publiqué aquí hace casi un año de un leonado que fotografió mi hermano aquí en Quintanilla.

Este ejemplar fue anillado en Villar del Cobo (Teruel), el 14/06/2012, tratĂĄndose de un macho de tercer año en aquel momento. Esta es la primera y Ășnica observaciĂłn que tiene (28/07/2012). En mes y medio, se desplazĂł 246km en lĂ­nea recta desde el lugar de anillamiento al lugar de la observaciĂłn.



¡Un saludo a todos!

lunes, 13 de mayo de 2013

El verde como telĂłn de fondo

 ¡Hola amigos!

Los meses van pasando y la naturaleza cambia. En esta entrada, el color principal de las fotografĂ­as ha dado nombre al tĂ­tulo, pues mires por donde mires, ya es el color predominante.

Comienzo con unas fotos realizadas en el comedero esta semana. Uno de los que mås se deja ver por allí es el ruiseñor, quien posee una variedad de registros en su canto que es una de mis favoritas:

Ruiseñor comĂșn

Ruiseñor comĂșn

Por allí cerca, sale de entre las piedras un pequeño reptil del tamaño de una lagartija pero que por su apariencia, me atrevería a decir que es un pequeño lagarto ocelado que ha venido al mundo hace no mucho.

Lagarto ocelado (crĂ­a)

Y después de entretenernos con la fauna mås pequeña, llegan los gigantes a la cita. La primera vez que estoy con ellos en el comedero y fue increíble, vaya peleas... Como podéis ver, el Sol estaba ya en una posición lateral y me fastidió un poco la luz de las fotos pero bueno, una serie he podido rescatar:


Buitre leonado

Buitre leonado

Buitre leonado

Buitre leonado

Comentar también que un milano negro también estuvo por allí pero, lamentablemente, no tengo pruebas fotogråficas sobre ello. Y para cerrar la entrada, dos de las aves que llenan de sonido y color el campo, las oropéndolas y los abejarucos:

Oropéndola (macho)

Abejaruco comĂșn

De momento, este es el material de la segunda semana de Mayo. Dicen por la tele que vuelve a arrugarse el tiempo estos prĂłximos dĂ­as asĂ­ que ya veremos.

¡Un saludo a todos y hasta la prĂłxima!

lunes, 6 de mayo de 2013

Salida por la zona de Zael

¡Hola amigos!

Ayer por la mañana quedamos mi hermano y yo con Fernando Romån para dar una vuelta por el campo en busca de las protagonistas de la entrada de hoy.

Antes de marcharnos a la estepa cerealista, una golondrina nos da los buenos dĂ­as y nos desea suerte en nuestra jornada pajaril.

Golondrina comĂșn

El paisaje del que nos rodeamos es el idĂłneo para estas aves. Recorrimos a pie un trecho para buscar a los ejemplares, acercarnos y colocarnos con la luz a la espalda. El dĂ­a amanece radiante, pero el suelo aĂșn estĂĄ bstante hĂșmedo.



En el campo resuena por los cuatro costados el canto del triguero entre otros:

Triguero

También vemos alcaudones comunes, tarabillas comunes y algunas abubillas. Pero lo que mås me llamó la atención fue una pareja de alcaravanes que salen volando a nuestro paso:

AlcaravĂĄn

 Y al fin, tras subir y bajar por las lomas, cruzar arroyos y dar algunos rodeos... divisamos su inconfundible silueta ante nuestros ojos...

Avutarda

Son ejemplares aislados los que vemos primero, algunos tan atrevidos como el de la siguiente foto, que cruza justo por encima del pueblo de Zael (hay que mirar bien para verlo):

Avutarda sobre Zael, al fondo, la montaña palentina

Por fin divisamos un grupo de 7 machos, bajando por una tierra hacia un claro donde alimentarse. 2 de ellos andan con la cola en alto mostrando superioridad sobre los otros 5, lĂĄstima que aĂșn no han empezado con el celo y no pudimos ver el espectĂĄculo de la rueda:

Avutardas

Avutardas

Avutardas

Una salida en la que tambiĂ©n vemos una pareja de bĂșhos chicos, ĂĄguilas calzadas, ratoneros y aguiluchos cenizos.

Siempre es un privilegio poder disfrutar de las avutardas a través del telescopio y verlas tan cerquita. Son unas aves chulísimas, las mås pesadas de Europa que logran alzar el vuelo. Plumaje que se camufla a la perfección con su entorno, grandes bigotes y grandes patas, algo que pudimos ver en la mañana de ayer.

Espero que os hya gustado la entrada, alguno igual ya se imaginaba sobre qué podía tratar por la foto de Facebook de ayer.

¡Un saludo a todos y hasta la prĂłxima!

viernes, 3 de mayo de 2013

La vida a ras de suelo

 ¡Hola amigos!

Empieza a asomar tĂ­midamente el Sol de nuevo, los pajarillos se activan y el suelo del campo cobra vida. Los insectos y las florecillas son el principal alimento de estos habitantes del campo.

Los que mĂĄs se mueven son los pinzones vulgares, los jilgueros y los pardillos comunes:

Pardillo comĂșn

Pardillo comĂșn

Otra que vive en el suelo es la cogujada comĂșn, que en este caso se ha subido a una vieja alpaca para controlar su parcela y tener mejor control visual mientras su congĂ©nere se alimenta en el suelo: 

Cogujada comĂșn

Otra especie a la que encontramos por abajo es la collalba gris. Aquí, la pareja se estaba alimentando hasta que pasé cerca de donde estaban y se pusieron alerta en sus atalayas mås cercanas:

Collalba gris (macho)

Collalba gris (hembra)

Y ayer por la tarde ví mi primer alcaudón dorsirrojo de la temporada. Estaba algo lejos pero como se puede ver en la foto, es un bonito ejemplar que acaba de llegar de su periplo migratorio, uno de los mås curiosos de la naturaleza, realiza unos 20.000 km de trayecto, algo brutal para un påjaro pequeño:

AlcaudĂłn dorsirrojo

Y para acabar, me despido con una fotografía que hice ayer también de un refugio de labradores en unas tierras de cultivo, donde tantas tempestades han pasado los antiguos hombres de campo.



¡Un saludo a todos y hasta la prĂłxima!

jueves, 2 de mayo de 2013

Un dĂ­a cualquiera de primavera

¡Hola amigos!

Después de unos días sin publicar nada, he hecho un pequeño vídeo del pasado martes, recopilando una serie de escenas cotidianas de la naturaleza de Quintanilla del Agua.

El cielo lleva toda la semana cubierto y la luz brilla por su ausencia.

Estos dĂ­as en los que parece que el invierno no se quiere despedir del Norte del paĂ­s, los gorriones y las palomas tienen que buscar refugio para soportar el viento y la lluvia. Una abubilla se acicala el mojado plumaje en la rama de un chopo. Las currucas capirotadas se alimentan de los frutos de las plantas trepadoras. Es tiempo de tala de chopos, la desolaciĂłn se apodera de la ribera del rĂ­o, ¿quĂ© habrĂĄ pasado con los pollos del picapinos?... Afortunadamente, en la laguna, la vida sigue. Una collalba gris se mueve por el verde de la era, justo por donde pasa el rebaño de ovejas. Un cernĂ­calo vulgar macho es sorprendido en un cable de la luz buscando sustento para su familia. Las golondrinas tambiĂ©n esperan que llegue de una vez por todas el buen tiempo.




¡Un saludo a todos y hasta la prĂłxima!