jueves, 26 de octubre de 2017

Nueva MACRO operaciĂłn





¡Hola amigos!


Volvemos con una entrada de animalillos, con nuevos protagonistas y una nueva entrada infinita. Comenzamos con las mariposas que, aprovechando estos dĂ­as de "veroño", siguen frecuentando las florecillas que aĂșn pueda haber por el campo, como por ejemplo las de un romero:



Canela estriada


Canela estriada


Colias comĂșn


Piquitos castaña (y araña)


TambiĂ©n he podido pillar por fin a la impresionante esfinge colibrĂ­, esa medio mariposa medio polilla cuyas caracterĂ­asticas principales son su vuelo y su lengua. 


Esfinge colibrĂ­


Esfinge colibrĂ­


Esfinge colibrĂ­


Pasamos ahora al apartado arañas, en el que he podido ver alguna nueva especie y también, darme cuenta de la cantidad de vida que tenemos a nuestro alrededor sin darnos cuenta, y eso también es biodiversidad, también es riqueza. Ademås, muchas de estas diminutas arañas, que no llegan a 1cm de tamaño, tienen unos diseños espectaculares:


Pardosa amentata


Larinioides patagiatus


Pholcus phalangioides


Agalenatea redii


Agalenatea redii


Gnaphosa lucifuga


Tetragnatha striata


Y terminamos con este milpiĂ©s que se movĂ­a por unas maderas hĂșmedas uno de estos dĂ­as atrĂĄs, esperando a que vuelvan pronto para reflotar este secarral en que se ha convertido nuestra tierra:


Milpiés



Bueno pues esto es todo por ahora. Espero que os haya gustado la entrada.

¡Un saludo a todos y hasta la prĂłxima!




jueves, 19 de octubre de 2017

La esperanza es un sapo




¡Hola amigos!



El årido suelo, que se ha asfixiado durante este largo verano, al fin recibe algo de agua, y hace rebrotar la vida de sus entrañas.

Dos dĂ­as con una leve pero continua lluvia, y la bajada de las temperaturas, permite respirar a toda forma de vida que llevaba meses sin sentir el agua caer del cielo. Los primeros han sido 2 sapos, que necesitan de este clima para desarrollarse y que llevaban mucho tiempo sin activar su metabolismo bajo el humus que cubre su territorio:


Sapo corredor


Sapo de espuelas


Pero vamos antes con lo visto estos Ășltimos dĂ­as.

El dĂ­a 11, un solitario buitre negro permanecĂ­a por los alrededores del muladar de Mecerreyes junto con algĂșn que otro buitre leonado:


Buitre negro


No muy lejos del monje, este mochuelo oteaba en su tenada justo antes del atardecer:


Mochuelo


Los incendios, que también sufrieron estos montes en 2014, dejaron un paisaje totalmente cambiado; donde antes no penetraban los rayos de Sol rebotados por las grandes encinas, hoy sólo queda su recuerdo en forma de esqueletos...




Con el lejano ladrido de un corzo, la jornada va tornando hacia un nuevo amanecer que seguiría sin la mínima intención de cambio atmosférico, aunque algo se estaba cuajando en el Océano Atlåntico (que a priori nada tendría que importar aquí) y pronto traería los ansiados cambios...




El dĂ­a 13 fue un dĂ­a para las mariposas, que apuraban para visitar las Ășltimas plantas con flor antes de que esos cambios hiciesen apariciĂłn.


Piquitos castaña


Morena


SofĂ­a


Maculada


Ajedrezada bigornia


Este pasado lunes por la tarde, altĂ­sima nos cruzĂł por el pueblo su majestad, el ĂĄguila real (foto testimonial):


Águila real


Y por fin el martes, la cola de la tormenta tropical "Ofelia", que rozĂł las costas gallegas a principios de semana, llegaba en forma de borrasca trayendo las primeras precipitaciones que tanto esperĂĄbamos, y consigo, parece que se ha asentado el Otoño, con temperaturas aquĂ­ entre 6ÂșC Y 16ÂșC.

Ese primer dĂ­a de lluvia, tambiĂ©n trajo de vuelta a una visitante viajera que decidiĂł pasar unas horas de descanso en una zona habitual para ella en su viaje postnupcial, el ĂĄguila pescadora de Tordueles.  Las fotos no son las mejores, estaba lloviendo y no pude (ni supe) hacer mĂĄs:


Águila pescadora


Águila pescadora


Y esta misma tarde, sin rastro ya de precipitaciones, he podido fotografiar a este busardo ratonero:


Busardo ratonero


Y para acabar, unos Ășltimos apuntes:

El dĂ­a 15 vi un visĂłn americano correteando por la orilla del rĂ­o, cerca ya de Tordueles.

Ayer, algunos carboneros garrapinos y currucas capirotadas cerca de las piscinas.

Y esta mañana, una hembra de azor intentando dar caza a alguna paloma tambiĂ©n cerca de las piscinas, persiguiendo a un buen bando y tirando algĂșn lance, aunque sin Ă©xito final.




Bueno pues esto es todo por ahora, espero que os haya gustado.

¡Un saludo a todos y hasta la prĂłxima!


martes, 10 de octubre de 2017

MACRO fiesta




¡Hola amigos!



Estos dĂ­as los he pasado buscando animalillos; insectos, arañas, mariposas, escarabajos... en fin, toda minĂșscula criatura que pudiera encontrarme y para la cual he empleado una minuciosa bĂșsqueda por zonas que antes me pasaban desapercibidas pero que han dado tantos resultados, aviso, que la entrada se va a ir "de madre".

Ampliar el campo de estudio y empezar a fijarse en esas otras formas de vida, que no por pequeñas son menos importantes, aporta muchos descubrimientos al principio porque todo es novedoso, a la vez que motivante porque en todas las salidas volvemos con especies nuevas a casa.

Comenzamos con las mariposas, primero la nueva, el taladro de los geranios, que no puede tener el nombre mejor puesto ya que allĂ­ se encontraban unos cuantos ejemplares:


Taladro de los geranios



Taladro de los geranios


No muy lejos de esas flores, mimetizada en una hoja, encontré esta oruga de la mariposa chupaleches:


Oruga de chupaleches


Siguiendo con las mariposas, una que me dio mucho juego fue esta sofĂ­a que no paraba de revolotear de flor en flor:


SofĂ­a



SofĂ­a



SofĂ­a


Pasemos al apartado arĂĄcnido. 

Este es uno de los que mås trabajo tiene porque es totalmente desconocido y me ha sorprendido la verdad, la cantidad y variedad de especies, tamaños, dibujos...

He tenido que buscarlas todas por internet y en la guĂ­a ya que hay pocas especies con nombre comĂșn (que me gusta mĂĄs). De todas formas puede que haya algĂșn error en la identificaciĂłn, pero creo que puedo tenerlas todas bien. Llama la atenciĂłn que las mĂĄs pequeñas te las puedas encontrar debajo de la hojita de un rosal, metida en una hoja seca de una zarzamora o columpiĂĄndose en su invisible tela:



Araña (Agalenatea redii)



Araña (Agalenatea redii)


Araña (Agalenatea redii)


Araña (Agalenatea redii)


Araña (Larinioides patagiatus)


Araña (Zygiella x-notata)


Araña (Oxyopes heterophthalmus)


Araña (Larinioides patagiatus)


Araña (Larinioides patagiatus)


Araña (Larinioides patagiatus)


Araña (Pardosa amentata)


Y el resto de insectos viene encabezado por esta langosta, casi invisible en la planta en la que estaba, pero que vete tĂș a saber por quĂ©, di con ella justo cuando estaba poniendo un huevo...


Langosta


También numerosas han sido las chinches, con ninfa incluida, la cual he visto de casualidad por internet ya que pensaba que era un escarabajo:


Ninfa de chinche


Chinche


Chinche


Chinche


Y al fin termina esta MACRO entrada, llena de esos "bichos" que son repelentes para la mayorĂ­a de las personas y que matamos si los tenemos cerca y que, como ya habĂ©is visto, no tienen por quĂ© ser ni repugnantes, ni peligrosos, mĂĄs bien dirĂ­a que son tan impresionantes y beneficiosos que merecen ser respetados y devueltos a su medio si se cuelan en casa por algĂșn casual.


Bueno, espero que os haya gustado esta nueva entrada.

(Al menos a ti, Linse, jeje.)


¡Un saludo a todos y hasta la prĂłxima!