miércoles, 30 de noviembre de 2022

Por Quintanilla de las Viñas

 

¡Hola amigos!


Hoy me he acercado a la zona de Lara, mås concretamente a Quintanilla de las Viñas. Y no, hoy no ha sido para ver su famosa ermita sino para subir a Peña Lara

Para los que lo conocĂ©is, no hace falta explicar lo espectacular que es este sitio. Desde castillos a huellas de dinosaurios, y en un entorno que te deja boquiabierto. 

He venido hasta aquĂ­ porque me he propuesto encontrar a mi querido treparriscos allĂĄ donde haya sido citado anteriormente, en el entorno de los Sabinares del Arlanza, aunque haya sido hace ya muchos años. 

Una especie de reto personal, que me llevarĂĄ a subir a las montañas mĂĄs altas de mi entorno (desde los 1296m a los 1458m), haciendo aĂșn mĂĄs Ă©pico el avistamiento.

La jornada comienza ascendiendo por un sendero en el que ya se ve el farallón de la peña. Por el camino, 4 corzos. Es una zona de arbustos y zarzas, idóneo para ver a un par de currucas rabilargas. También escucho un par de perdices subiendo, aunque mås tarde vería otras 5.

Casi una hora despuĂ©s llego arriba. En realidad se podrĂ­a llegar en cosa de 20 minutos, pero estamos a lo que estamos. 

Al poco, una nube de chovas piquirrojas se acerca desde la parte este, desde el castillo. Algunas se posan en el farallĂłn pero la mayorĂ­a baja a la ladera a buscar alimento. Rondaban el centenar.


Chovas piquirojas


Chovas piquirojas


Chova piquiroja

Entre tanto córvido, puedo identificar también unas 15 grajillas, ademås de una pareja de cuervos y 3 cornejas.

Una vez se calma el ruidoso bando, me asomo a la parte norte de la peña, en permanente sombra, y descubro a un grupo de acentores alpinos rebuscando alimento en las repisas de la montaña. Eran unos 15 individuos, y pude hacerles alguna foto.


Acentor alpino


Acentor alpino

Es una especie cuyo håbitat es el mismo que el del treparriscos así que es una buena señal dar con ellos.

Mientras sigo buscando al trepa, un buitre negro me sobrevuela, y lleva algo raro a la espalda. Es una mochila GPS, ejemplar procedente seguramente del proyecto de reintroducciĂłn de la especie que tiene GREFA en Huerta de Arriba.


Buitre negro

Al fin, aparece el treparriscos. O mejor dicho, desaparece, pues logro verlo justo cuando se echa a volar de la pared y se pierde farallĂłn adelante. No me dio tiempo ni a llevarme la cĂĄmara de fotos a la cara. Tampoco lo he logrado relocalizar, pero bueno, al menos lo he visto. 

Objetivo conseguido.

Ya han pasado unas cuantas horas y regreso sendero abajo hacia el pueblo.

Justo antes de abandonar el sendero, en unas huertas, veo una pareja de camachuelos. EstĂĄn muy tapados por las ramas y no logro encontrar una "ventana" para poder hacerles ni una foto.

También reclama por aquí un trepador azul y los dos påjaros carpinteros mås comunes; el picapinos y el pito real.

Os dejo por aquĂ­ la lista completa de especies vistas.

Y esto es todo por hoy, espero que os haya gustado la entrada.


¡Un saludo a todos y hasta la prĂłxima!



viernes, 25 de noviembre de 2022

Un paseo por La Yecla

 

¡Hola amigos!


Esta mañana la he pasado por el entorno del desfiladero de La Yecla

Nada mĂĄs bajar del coche ya me he percatado de que no iba a ser una mañana tranquila pues habĂ­a un helicĂłptero sobrevolando los farallones. 

Al parecer, ha habido algĂșn desprendimiento reciente y estĂĄn cubriendo con malla metĂĄlica la zona. El acceso al cañón estĂĄ cerrado. El ruido del helicĂłptero y sus idas y venidas espantan todo lo habido y por haber, ademĂĄs, los operarios que estĂĄn trabajando sobre la roca no es que hablen en voz baja precisamente.



Mi objetivo principal aquĂ­ siempre es ver al treparriscos, pues es el Ășnico punto de todo el parque natural donde no hace falta subir a ninguna montaña para poder verlo. 

 En uno de los vuelos del helicĂłptero me parece ver un mirlo capiblanco, pero no lo puedo asegurar ya que ha sido un avistamiento fugaz, entre los ĂĄrboles y con mala luz asĂ­ que se queda en duda. 

Visto el percal del helicĂłptero, me alejo un poco del sitio y me meto en un sendero de roble y pino cercano donde puedo ver varios pajarillos activos. Lo primero, es un susto mutuo con 2 arrendajos, que ya ponen en alerta a todo ser viviente de que yo ando por allĂ­.

Los carboneros garrapinos y los mitos son los mĂĄs abundantes, pero tambiĂ©n puedo ver claramente 3 reyezuelos sencillos, y sorprendentemente sĂłlo un listado. 


Carbonero garrapinos

Al poco, el reclamo del trepador azul aparece, y puedo hacerles alguna foto puesto que son 4 ejemplares. Creo que es la primera foto de esta especie para el blog.


Trepador azul

Todos estos pajarillos son hiperactivos, no paran de moverse, y como ya habĂ­a hecho alguna foto y hacĂ­a un rato largo que no se escuchaba al helicĂłptero, vuelvo para el desfiladero a ver si hay suerte con el trepa. 

De camino al desfiladero, un herrerillo capuchino con su inconfundible reclamo llama mi atenciĂłn. Otro que no para quieto, pero consigo hacerle un par de fotos tras unos minutos con Ă©l.


Herrerillo capuchino


Herrerillo capuchino

Un halcĂłn peregrino vuela paralelo a la pared, suele criar por aquĂ­ asĂ­ que no es muy difĂ­cil ver alguno siempre que vienes.


HalcĂłn peregrino

Y al llegar al paredĂłn frente al tĂșnel y sin esperar mucho rato, apareciĂł el treparriscos. Siempre es una alegrĂ­a verlo, es como el certificado de que todo estĂĄ correcto y en su sitio. 

Antes lo podĂ­as ver incluso sin bajarte del coche, pero ahora al cerrar la zona donde se aparcaba y habilitar el parking abajo, ya no.

Os dejo un par de fotos.


Trepariscos


Treparriscos

Y hasta aquĂ­ la entrada de hoy. 

Os dejo por aquĂ­ la lista completa de especies vistas por aquĂ­.


¡Un saludo a todos y hasta la prĂłxima!