lunes, 24 de junio de 2013

Primera sesiĂłn con los abejarucos 2013


¡Hola amigos!

Como bien reza el título de la entrada, os vengo a enseñar hoy las fotos de la primera sesión que he hecho este año a los abejarucos, el pasado såbado. Hoy por hoy, estån con las cebas nupciales.

La colonia es la misma que la del año pasado, pero mi hermano y yo estuvimos reparando y adecentåndola antes de su llegada pues las riadas la habían destrozado por completo. Hasta hace dos años, el grueso de la población de abejarucos criaba en otro lugar, pero el dueño de la tierra la aró y la plantó de chopos, y posteriores riadas hicieron el resto. VER ENTRADA

Abejaruco comĂșn

La localizaciĂłn de esta colonia estĂĄ muy prĂłxima al rĂ­o y los abejarucos utilizan ramas secas de los chopos para posarse, haciendo caso omiso de "nuestros" posaderos. La prĂłxima vez intentaremos otra estrategia para que los adopten. De momento, os invito a que veĂĄis esta serie de fotografĂ­as variadas de la sesiĂłn del sĂĄbado:

Abejaruco comĂșn

Abejaruco comĂșn

Abejaruco comĂșn

Abejaruco comĂșn

Abejaruco comĂșn

Abejaruco comĂșn

Y para finalizar, una instantĂĄnea de una tĂłrtola europea que se posĂł un momento cerca de allĂ­ y pude afotarla por fin por primera vez, un golpe de suerte.

TĂłrtola europea

Espero que os haya gustado la entrada de hoy. La verdad es que el abejaruco es un pĂĄjaro tan chulo que por sĂ­ sĂłlo, hace que las fotografĂ­as sean muy vistosas, ese colorido es alucinante, y su canto aĂșn mĂĄs.

¡Un saludo a todos y hasta la prĂłxima!

martes, 18 de junio de 2013

Visita de Ana Mínguez y Guille Muñoz

¡Hola amigos!

El pasado sĂĄbado tenĂ­amos una quedada con 2 amigos pajareros de Madrid, Ana MĂ­nguez y Guille Muñoz.  DespuĂ©s de conocernos (los que aĂșn no lo habĂ­amos hecho), nos fuimos Lolo, Ángel, Ana, Guille, mi hermano y yo hacia el pueblo de Ura para hacer un poco de senderismo hasta Castroceniza, siguiendo el curso del rĂ­o Mataviejas a travĂ©s de su desfiladero:

Paisaje que nos reodea

Nada mĂĄs comenzar el trayecto a pie, nos recibe un cuco desde lo alto de un enebro, se siente seguro y poderoso ahĂ­ arriba y no para de cantar:

Cuco 

La mayorĂ­a de la ruta era por la sombra ya que aĂșn era pronto y la senda estaba muy hĂșmeda. 
Foto durante la ida:

Hacia Castroceniza

Mientras caminamos, vamos hablando y observando, haciendo alguna fotografĂ­a... y por fin aparece tras una loma la iglesia de Castroceniza, hemos llegado.

Iglesia de Castroceniza

La temperatura va ascenciendo conforme pasan los minutos, entramos en el pueblo y subimos a su iglesia, donde nos hacemos un par de fotos con ellos y retomamos otra vez la senda para volver a Ura. 
Foto con Ana MĂ­nguez (la foto con Guille no la tengo jeje):



Eso sí, antes de marcharnos un chochín en lo alto de una antena nos muestra su hermoso canto como despidiéndonos del pueblo:

ChochĂ­n

Nos hemos dado un paseo por un sitio mĂĄgico, donde hemos podido ver algĂșn buitre que se lanza desde la pared rocosa para pillar las primeras tĂ©rmicas del dĂ­a y marcharse hacia el muladar de Mecerreyes, donde precisamente vamos nosotros ahora.

Allí, Lolo va a dejar unos cerdos muertos para que Ana y Guille puedan disfrutar de los buitres a escasos metros y poder conseguir unas buenas tomas. El muladar se plaga de leonados, y por allí al menos 7 alimoches, milanos negros y otros 2 buitres negros, mucho mås temerosos y reservados. Ángel, mi hermano y yo lo observamos desde fuera del muladar y aprovechamos para hacer unos cuantos vuelos:

Alimoche

Alimoche

Milano negro

Buitres leonados

Buitre leonado

Buitre negro

Durante el día se dejaron ver también el milano real, el åguila culebrera y varias calzadas.
Los buitres quedaron satisfechos y nosotros también así que todos contentos. Después de mucho tiempo, he vuelto a ver buitres negros. Pronto podréis ver la versión de cada uno sobre esta jornada en sus blogs.

Espero que os haya gustado.

¡Un saludo a todos y hasta la prĂłxima!

sĂĄbado, 15 de junio de 2013

Nuevas generaciones 2013


¡Hola amigos!

Metidos ya en pleno mes de Junio podemos fijarnos en lo alto de las iglesias, que los nidos de las cigĂŒeñas estĂĄn llenos de vida, y los de Quintanilla lo estĂĄn. Los pequeños pollos se hacen grandes sobre las plataformas de las cuales, aĂșn no han salido desde que rompieron el cascarĂłn. 

Cigoñino (nido norte)

En el nido norte de la iglesia, son 3 los pollos que estån creciendo este año mientras que en el nido sur son uno menos:

3 hermanos (nido norte)

Por su parte, los largos ratos al Sol en el nido son aprovechados estos dĂ­as para ejercitar sus alas y fortalecer los mĂșsculos que un dĂ­a, allĂĄ por el mes de Septiembre, les permitirĂĄn desplazarse hasta el continente africano por primera vez para volver de nuevo a finales / principios de año.

Pollo ejercitando las alas (nido norte)

Pollo ejercitando las alas (nido sur)

Espero que os haya gustado este pequeño reportaje, en unas semanas volveré a subir alguna foto donde se podrå ver cómo han crecido.

¡Un saludo a todos y hasta la prĂłxima!

martes, 4 de junio de 2013

Mires donde mires


¡Hola amigos!

La entrada que publico hoy no viene acompañada de unas fotos espectaculares, ni de una historia natural de documental. Hoy vengo a enseñaros unas fotos de una mini-salida en la que he podido darme cuenta de la riqueza medioambiental que podemos encontrar a estas alturas del año, MIRES DONDE MIRES.

La primera parada la provoca este ejemplar de alcaudĂłn comĂșn, revoloteando de posadero en posadero e intercambiĂĄndoselo con sus congĂ©neres. No muy lejos de allĂ­ tambiĂ©n tuve la fortuna de ver a las otras dos especies, los alcaudones reales y los dorsirrojos.

AlcaudĂłn comĂșn

TambiĂ©n estuve por la zona de los azores, a quienes vi en su zona habitual. Justo cuando estaba allĂ­, observĂĄndolos con los prismĂĄticos, un grupo de unas 15 cigĂŒeñas blancas sobrevolaron la zona haciendo cĂ­rculos sin una direcciĂłn concreta, algo que me extrañó un poco:

CigĂŒeñas blancas

Algo se mueve entre las hierbas, algo pequeño y muy nervioso. Entonces descubro a una pareja de lagartijas en pleno acto amoroso, aunque ese mordisco del macho no creo que le haga mucha gracia a la hembra:

Lagartija colilarga

Lagartija colilarga

Por el mismo recorrido me encuentro unas madrigueras, intentando indagar de quĂ© mamĂ­fero pueden ser, me encuentro con la prueba definitiva, una pata de corzo que me dice que allĂ­ viven los zorros. 



Y en el camino de vuelta, un ĂĄguila calzada me pasa justo por encima de mi posiciĂłn:

Águila calzada

Toda la salida estuvo amenizada por la tan agradable melodía de los abejarucos comunes y las oropéndolas.