viernes, 28 de abril de 2017

El lilo de la vida





¡Hola amigos!



Estos días, desde la Semana Santa, me he estado fijando en un árbol que tienen mis abuelos que ha florecido y que atrae a multitud de insectos, entre ellos las mariposas.

Es un lilo. Las flores, del mismo color, tienen un olor muy agradable y aguantan unos 20 días, pero la atracción que ejercen sobre abejas, abejorros, avispas y mariposas es brutal. Cámara en mano, he echado unos ratillos atento, pudiendo fotografiar unas cuantas especies nuevas, aprovechando aún las altas temperaturas que han caido de un plumazo (a -2ºC) volviendo al tiempo invernal desde ayer:



Chupaleches


Chupaleches


Atalanta


Atalanta


Piquitos castaña


Vanesa de los cardos


El día 24, me topé con 2 grandes polillas. 

La primera (fotografiada con el móvil), es una esfinge mediterránea. La segunda apareció por la tarde, era enorme, el gran pavón. Estaba muy maltrecho y debilitado. Es el insecto más grande de Europa, y la verdad es que impresiona bastante.


Esfinge mediterránea


Gran pavón


Otro insecto que andaba pululando por las inmediaciones del lilo es esta ninfa de mantis palo, cuyo aspecto torpón, se torna en alienígena cuanto más nos acercamos:


Mantis palo


Mantis palo


Mantis palo


Y dejando a un lado a los insectos, el avistamiento más importante de estos días ha sido el de esta joven águila real que cruzó el pueblo altísima el día 22:


Águila real


Pude verla gracias a una técnica que utilizo para detectar aves que vuelan muy alto y que a simple vista no se ven. Hago barridos del cielo con los prismáticos, en principio hacia la nada, pero que de vez en cuando dan resultado, como por ejemplo para dar con los primeros aviones, golondrinas o vencejos. Así, el pasado día 24, pude ver un bandito de unos 20 vencejos reales también sobre el pueblo.


Bueno pues esto es todo por ahora. Espero que os haya gustado la entrada.

¡Un saludo a todos y hasta la próxima!






2 comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...